Entendamos sobre Trabajo Remoto, en vez de aprender para la prueba.

Por Fabián Acuña Hernández
Fundador y CEO de 9punto5

Adoptar el trabajo remoto da la posibilidad de repasar las cosas en las que creemos, en el sentido y el relato que explica por qué existe la organización. Es un momento para que cada miembro pueda entender el rol que juega en ella y cómo aporta. Es una opción de mirar la estructura y los procesos, y alinear al grupo en función de un propósito y objetivos comunes.

Aprender y entender tienen significados diferentes. “Aprender para la prueba” habla de un conocimiento que se adquiere de forma superficial y que muy probablemente se olvide a los pocos días de haberlo usado para un fin acotado. Entender, implica profundizar hasta hacernos una idea clara del tópico en cuestión. Quien entiende un tema, es capaz de poner este conocimiento en contexto, relacionarlo con otras áreas del saber y otorgarle valor.

Las circunstancias de las últimas semanas han forzado el cambio en las dinámicas de trabajo y colaboración de escuelas, empresas, reparticiones públicas y diferentes organizaciones. Bloomberg escribió sobre como el Coronavirus forzó el mayor experimento de trabajar desde casa a nivel global. El Harvard Business Review ha descrito como los equipos se han visto obligados a trabajar remoto, en modo emergencia, sin preparación, sin dar mucho tiempo para pensar.

Ante esto, en internet y los medios abundan recomendaciones de cómo implementar el trabajo a distancia para “dar la prueba”. Sin embargo, esto requiere entender en profundidad y quien lo quiera tomar en serio, pronto descubrirá que implica cambiar aspectos de la cultura de la organización.

La cultura de una organización o empresa no es algo que se escriba en un papel o pegue en las muros. La cultura es el resultado de un comportamiento consistente, y se da por la forma en que ejerce una actividad a través del tiempo, su origen e historia. A medida que esas formas van dando frutos y son validados, se va cristalizando su cultura.

Adoptar el trabajo remoto da la posibilidad de repasar las cosas en las que creemos, en el sentido y el relato que explica por qué existe la organización. Es un momento para que cada miembro pueda entender el rol que juega en ella y cómo aporta. Es una opción de mirar la estructura y los procesos, y alinear al grupo en función de un propósito y objetivos comunes.

Quizá ese es el gran aporte que esta modalidad de trabajo podría traer al mundo del trabajo. Esto si realmente queremos entender sobre Trabajo Remoto, en vez de aprender para la prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.