4 claves para lograr ambientes más felices en el mundo laboral.

La Escuela de Negocios y la Carrera de Psicología de la Universidad Adolfo Ibáñez han analizado la realidad chilena respecto del rol de los jefes en la felicidad de los trabajadores. Los académicos sostienen que en nuestra realidad todavía predomina el estilo paternalista y jerárquico orientado a la productividad con énfasis en la formación de habilidades directivas. Una forma para que este diagnóstico transite a un modelo más vanguardista, es que el concepto de productividad sea más amplio e integre aspecto relacionados a la satisfacción en el ámbito laboral.

Aquí te dejamos cuatro caminos a seguir para generar entornos laborales más felices:

  1. Los trabajadores son más felices cuando construyen mejores y más duraderos vínculos entre ellos y con sus jefaturas. Las relaciones personales son un aspecto fundamental en el ambiente labora. No por nada los procesos de selección destinan tiempo y recursos a medir las habilidades personales en cuanto a relaciones humanas.
  2. Los trabajadores son más felices cuando logran iniciar sus propias acciones e iniciativas, con autonomía. Esto implica un voto de confianza por parte del líder en el talento y competencia del trabajador, lo cual incide en su autoconfianza.
  3. Los trabajadores son más felices cuando se sienten eficientes y efectivos y cuando sus competencias son probadas y valoradas con libertad.
  4. Por último, los trabajadores son más felices cuando encuentran un sentido en su trabajo, lo que se traduce en un parte de su propósito en la vida. Esto, inspira un sentimiento de gratitud en el trabajador, y por ende, de bienestar.

Todo lo anterior supone la existencia de jefes con la voluntad de generar ambientes satisfactorios donde las tareas laborales sean desempeñadas de la forma más feliz posible. El coworking es un modelo laboral que propicia la gestión de la felicidad ya que los coworkers construyen relaciones, son autónomos, se sienten competentes y le encuentran sentido a su actividad laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.